Vamos a ver, tengo amigos ingenieros industriales, telecos o informáticos. También conozco a algún que otro arquitecto. Un par de ellos se dedican a diseñar instalaciones fotovoltáicas, su trabajo consiste básicamente en diseñar la planta. Hacen trabajo de campo, sí, pero paraconocer el terreno, estudiar algún problema puntual in-situ o ver como ha quedado todo. Pero lo que no se les ocurre ni por asomo es apretar tornillos, los que hacen aparecer físicamente la planta en su sitio son obreros. Lo mismo ocurre con los arquitectos, que si encima son superiores igual y se pasan por el edificio una vez para ver como ha quedado.

Yo trabajo como informático en la rama de sistemas, aunque no soy ingeniero, mantengo servidores web y de aplicaciones, dando soporte y arreglando problemas. La cosa no va más allá de hacer algún script de vez en cuando, alguna aplicacioncilla y base de datos relacional para llevar mis cosas (sí, el Modelo Relacional no es Ingeniería de cohetes precisamente). A veces incluso tengo la osadía de leer algo de código para decirle a un Ingeniero Informático donde narices está fallando su programa, aunque no entra en mis competencias. El grupo que tengo al lado se dedica a los sistemas operativos y al hardware, plataforman máquinas, administran usuarios, las enracan y montan de cero,  yo diría que hacen el equivalente del trabajo del obrero o del peón en la construcción, algo que ni por asomo se les ocurriría hacer a alguno de mis amigos industriales o arquitectos, aunque sí a algún que otro teleco. En mi opinión, el ingeniero debería estar diseñando y creando el sistema operativo, no instalándolo y administrándolo.

Sin embargo, con esto de la huelga, en el trabajo se han creado tres bandos. El más numeroso el de los que tienen el título de Ingeniero (casi todos técnicos) y piensan que hacen trabajo de ingeniero. Uno de ellos le ha llegado a decir hoy a un compañero que si quería ser informático no debería haber estudiando Física sino Informática. Otro, no rozando sino atravesando lo esperpéntico, decía que si el tenía un título de Ingeniero Informático no debería tener que hacer una oposición para acceder a un puesto de la oferta de empleo público relacionado con la informática, porque el valor ya debería suponersele. Los más discretos no atacaban a nadie, pero se quejaban de que cualquiera pueda trabajar de lo suyo, es decir, montando sistemas o bases de datos, administrándolos, cableando y enracando, manteniendo servidores de aplicaciones, dando soporte a usuarios, etcétera. Otro bando, formado por dos informáticos que entienden que lo que se hace allí no es trabajo ingenieril, aunque van a la huelga para pedir regulación y competencias. El tercero, obviamente, esta formado por los que no somos ingenieros.

Sinceramente, si la Ingeniería Informática se reduce a lo que hacemos nosotros, yo por lo que abogaría es por su eliminación, dado que no acabo de ver que hay de ingenieril en eso y desde luego me parecería un despilfarro usar recursos de la sociedad para formar universitariamente a Ingenieros Informáticos. Aunque no os preocupéis, sin ser ingeniero se perfectamente que ese ni es el trabajo ni el fin de la Ingeniería Informática.

Lo que saco en conclusión de todo esto es que hay un gran problema formativo en nuestro sistema en general y en la Ingeniería Informática en particular. De allí sale mucha gente pensando que ser ingeniero significa lo dicho anteriormente y hacer paginillas web en java o php. Es más, piensan que sólo ellos están capacitados para realizar dichas tareas. Personalmente me entristece ver titulados universitarios que muestran una enorme ignorancia sobre su profesión y sobre como funciona la sociedad, y al contrario de lo que habría dicho hace diez años, empiezo a echar en falta formación filosófica, ética y social en las carreras científico-técnicas. Quien me iba a decir a mí que acabaría diciendo esto.